Campaña del Día del Padre

EuroPROFEM - The European Men Profeminist Network http://www.europrofem.org 

 

Précédente ] Accueil ] Remonter ] Suivante ]

 

Campaña del Día del Padre

 

PATERNIDAD RESPONSABLE SIGNIFICA EL ESTABLECIMIENTO DE RELACIONES EQUITATIVAS DENTRO DEL HOGAR

CIMAC

Campaña del Día del Padre

PATERNIDAD RESPONSABLE SIGNIFICA EL ESTABLECIMIENTO DE RELACIONES EQUITATIVAS DENTRO DEL HOGAR: CORIAC

México, DF, junio de 1998 (CIMAC).

El modelo tradicional de la figura paterna como autoridad suprema de la familia y único proveedor económico ya no corresponde con las realidades socioculturales y económicas mexicanas. "Paternidad responsable" se llama la forma que una nueva generación de padres mexicanos propone para disfrutar y vivir plenamente el ser padre.

Durante las Jornadas de Paternidad 1998, promovidas por el Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias (CORIAC) en colaboración con varios organismos institucionales y no gubernamentales, expertas y expertos académicas/os, sindicalistas/os, legisladoras/es, empresariales y comunicadoras/es discutieron los factores requeridos para favorecer el proceso actual de transformación del papel paterno.

Los procesos reproductivos, la democracia en el espacio doméstico, el autoritarismo y la violencia doméstica, las políticas públicas y la legislación, así como la imagen del padre en los medios de comunicación son algunas temáticas analizadas en las mesas de trabajo de la tercera Campaña de Paternidad que influyen en la construcción de las identidades personales y sociales de las mujeres y los hombres.

"La resignificación cultural y social de la masculinidad es igual de importante en el proceso hacia una paternidad responsable, como son el aprendizaje de establecer y mantener relaciones democráticas, tolerantes, respetuosas y cariñosas entre las parejas; las reformas legislativas en las políticas públicas, social y laboral; y la regulación de los mensajes publicitarios y telenovelistas que tienden a perpetuar los modelos estereotipados de 'la madre' y 'el padre'", explicó Eduardo Liendro, integrante de CORIAC.

Entre las propuestas tendientes a facilitar a los varones la participación equitativa en la crianza y el cuidado de sus hijas e hijos, destacan las reformas legislativas a las políticas sociales que establecen el derecho de los varones a los servicios de guardería; la demanda que los hospitales públicas y privadas permitan la presencia participativa del padre durante el parto; y la Iniciativa de Ley para establecer la Licencia por cuidados Paternos en la Ley Federal de Trabajo. Esta Licencia, apoyada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), existe por ejemplo en muchos países europeos y aspira garantizar a los varones el derecho de cuidar a las y los hijas/os en el caso de enfermedad por diez días hábiles.

Sin embargo, la discusión durante las Jornadas de Paternidad 1998 evidenció también que no todos los sectores están en favor de esta última propuesta. Por ejemplo Adán Rivera, representante de la Asociación Nacional de Industriales de Transformación, quien en el segundo día de Campaña de Paternidad intentó definir su concepto de la paternidad responsable, apoyaría "a lo mucho dos días de Licencia por Paternidad, pues la crisis económica del país no permite que los empleados o trabajadores se ausenten más", explicó el representante del sector empresarial.

"Una tal reforma al derecho laboral no soluciona la paternidad responsable", insistió en entrevista posterior a su ponencia, y explicó que ésta más bien se demuestra en la disposición paterna de "ayudar a la madre, quien por su propia naturaleza es más propensa al cuidado de los hijos".

Si bien Rivera concedió a las mujeres su "autorrealización, educación y capacitación profesional", enfatizó que según él, "la paternidad responsable significa la satisfacción económica" de todas y todos los integrantes de la familia.

"Este papel proveedor que tenemos los hombres y la cantidad de trabajo que conlleva para satisfacer las necesidades de nuestras familias nos impide dedicar más tiempo a nuestros hijos", lamentó Rivera, quien comprobó con su visión tradicional la sobrevivencia de viejos estereotipos de los papeles femenino y masculino en transición.

"Para estimular a los varones de experimentar y vivir nuevas formas de una paternidad responsable y participativa, hay que empezar con el involucramiento de ellos en todos los procesos reproductivos", señaló Eduardo Liendro, y explicó que esto abarca tanto la toma de decisión respecto al ser padre y la vivencia del embarazo, como la presencia participativa de los hombres en el parto, y el contacto afectivo y amoroso con los hijas e hijos a través de la crianza y su proceso de crecimiento, donde tanto los padres como las hijas e hijos perciben mutuamente como seres íntegros.

Para lograrlo, hay que crear cursos que preparen y capaciten a los padres varones cómo participar en el parto, fue una de las propuestas expuestas durante la discusión sobre la paternidad y los procesos reproductivos en el primer día de las Jornadas de Paternidad 1998.

Asimismo hay que diferenciar entre los conceptos de paternidad y el paternazgo, enfatizó Irma Saucedo del Programa Interdisciplinario de Estudios del a Mujer (PIEM) del Colegio de México (Colmex), para destacar que las nuevas formas de ser padre implican tanto la reproducción biológica como social, es decir el cuidado paterno de las hijas e hijos, basado en relaciones afectuosas, responsables, tolerantes y compartidas, lo que significa el crecer de los padres de los padres con sus hijas e hijos.

El involucramiento participativo y responsable de los varones en los procesos reproductivos requiere que las relaciones de pareja entre los hombres y las mujeres se basen en la disposición a negociar, "que la pareja aclare y visibilice sus acuerdos, y los revise en el momento que decidan tener hijos/os", explicó Francisco Cervantes, integrante de CORIAC. Esta "democracia en el espacio doméstico", el segundo de los temas abordados durante el primer día de las Jornadas de Paternidad, significa que tanto los padres como las madres consideran a las y los menores como sujetos de derechos y que las relaciones familiares se construyen en base a condiciones de equidad.

A través de talleres de educación a los padres varones, que a partir de la autorreflexión sobre su propia experiencia como hijos empiezan a transformar sus actitudes paternales, sería posible avanzar en las nuevas formas de vivir relaciones democráticas, tolerantes y respetuosas entre los padres y sus hijas e hijos, así como entre las parejas puntualizó el integrante de Coriac, al señalar las experiencias de los talleres de paternidad que el Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias ofrece desde hace tres años en este sentido fueron constructivos. Campañas de prevención a la violencia doméstica, que llaman a la "educación con ternura", así como la creación de comités escolares cuya tarea sería detectar el maltrato psicológico y físico de las niñas y niños por parte de sus maestras y maestros, fueron dos propuestas estratégicas para transformar las actitudes masculinas de autoritarismo, corresponsables para la vigente violencia doméstica, en conductas basadas en el respeto, la equidad y el afecto.

"Tenemos que unir los esfuerzos para bajar el nivel de aceptación de la violencia en la sociedad mexicana", dijo Eduardo Liendro, y llamó a la colaboración estratégica entre las instituciones y todas las personas integrantes de la sociedad.

Con mira al Día del Padre, las Jornadas de Paternidad 1998 pretendían también estimular la resignificación de este día institucionalizado, que tradicionalmente los medios de comunicación y la publicidad han reducido al consumo y comercio.


Fuente:

Servicio Informativo Semanal de CIMAC, 3a. semana de junio de 1998
Comunicación e Información de la Mujer, A.C., México, DF

 


Précédente ] Accueil ] Remonter ] Suivante ]